viernes, 24 de mayo de 2013

FIDEOS DE ARROZ CON VERDURAS Y CURRY

Los fideos de hoy...

Año 2005, arqueólogos del  equipo de Houyan Lu, de la Facultad de Ciencias de Pekín rastreaban la zona de  La-Mian (noroeste de China).  Hace 40 siglos un gran  terremoto asoló esas tierras y no dejó ni rastro, bueno, casi. Debajo de un cuenco, entre barro y piedras,  hallaron unos filamentos  blanquecinos; los fideos más antiguos descubiertos hasta ahora; con 4000 años de antigüedad.  
... y sus ancestros.
No demasiado diferentes a aquellos fideos, aunque algo más frescos,  son los que he usado para hacer la receta que hoy os presento. Es un hecho que cuando algo funciona pueden pasar milenios sin que cambie y los fideos, como buen invento funcionan, vaya si funcionan. Esta es una receta sencilla pero resultona que admite cambios y modificaciomes  a gusto del chef. El cocinado debería ser rápido, tipo wok aunque con una buena sartén antiadherente  funciona a las mil maravillas.
 Para su cocinado he utilizado los siguientes ingredientes:

- 200 g de fideos de arroz.
- 200 g de pechugas de pollo cortadas a tiras.
250g a  2,40 €
- 1 cebolla.
- 30g de jengibre fresco.
- 100 g de calabacín.
- 100 g de zanahoria.
- 1 cucharada (C) de curry.
- 4 C de salsa de soja disueltas en 200 ml de agua.
-  Sal y aceite de oliva.

Elaboración:
 a)  Hervimos 500 ml de agua con sal. Añadimos el agua a los fideos  y dejamos reposar (sin fuego) 4 min. Escurrir y aclara con agua fría. Reservar.
b) Dorar el pollo salpimentado y añadir  el gengibre. Seguir dorando hasta que se pegue un poco. Reservar.
c) En la misma sartén añadir las verduras y dorar a fuego medio-fuerte. Primero las más duras (zanahoria y cebolla) y después  el calabacín. La idea es que queden al dente no demasiado cocidas. Si vemos que se pegan ir añadiendo poco a poco la salsa de soja disuelta en agua. El cocinado es tipo wok.
e) Añadir el curry y acabar de verter la salsa de soja  aguada. Remover bien para que se mezclen los ingredientes.
f) Añadir a  las verduras el pollo  reservado y los fideos. Fuego fuerte sin que se llegue a pegar al fondo ( en este caso añadir un poco de agua)
 Una vez en el plato, el sabor exótico característico del curry se ve acentuado por el toque ligeramente picante del jengibre. Hay que reconocer que los fideos de arroz  en  sí son algo insípidos por lo que cuando procedemos con el paso "a" de la elaboración  podemos añadir salsa de soja para potenciar el sabor.  Como opción podemos jugar con carne picada, brotes de soja, pimientos thai,  guisantes... En cualquier caso será una apuesta  que se sale de lo tradicional  y no requiere cocinados demasiado complejos. Si  aún así nos queremos complicar la vida nos queda la opción de comer con palillos...


Fuente:

 http://sociedad.elpais.com/sociedad/2005/10/13/actualidad/1129154403_850215.html